LEB Plata I Rafa Piña: “Teníamos muchas ganas de volver a trabajar juntos después de casi seis meses”

Primera semana de trabajo para el CB Marbella y el entrenador del conjunto azulón pasa revista a la actualidad del equipo. Seis largos meses han pasado desde que el Pabellón Carlos Cabezas vivió por última vez un encuentro de LEB Plata y hasta el día de hoy el sonido del balón ha estado ausente en el coliseo marbellí.

Rafa Piña ha seguido muy de cerca las evoluciones de sus jugadores en las primeras sesiones de pretemporada, que han sudado de lo lindo con el preparador físico aunque  el balón naranja también ha tenido su espacio. El entrenador marbellí asegura que “después de tantos meses ya teníamos ganas de juntarnos y poder trabajar. Aunque haya sido en unas circunstancias especiales y con situaciones raras de entrenamiento entrar en pista siempre es bueno para ir cogiendo sensaciones”.

El gimnasio, la resistencia y la carga física han servido para medir bien la puesta a punto de los azulones que “físicamente han llegado mejor de lo esperado”, asegura Piña, que estado muy pendiente de los suyos durante los meses de confinamiento y vacaciones. “De los seis que tenemos entrenando ahora mismo cuatro son del año pasado y la verdad es que han venido muy bien. Les hemos seguido de cerca todo este tiempo. Aunque estamos en los primeros días están asimilando muy bien las cargas de trabajo”.

Dos han sido los nombres protagonistas hasta el momento. Las dos caras nuevas que se han incorporado a las sesiones de trabajo están dando un paso al frente y se están acoplando muy bien al trabajo del grupo. Así valora Rafa Piña la llegada de Jeffrey Godspower y la del danés David Knudsen. “Jeffrey y David son dos jugadores que nos van a aportar mucho. Jeffrey se tiene que adaptar a la liga y al nivel rápidamente, pero estamos seguros de que nos va a ayudar mucho. De David de momento tenemos muchas sensaciones positivas. Esperemos que sea importante para nosotros en la liga”

Así, hasta la próxima semana no se podrá trabajar con contacto entre jugadores, ya que el equipo no ha pasado aún de fase de entrenamiento y tendrá que seguir haciéndolo de forma individualizada. Esto es un hándicap para poder trabajar bien por conceptos, pero el cuerpo técnico se amolda como indican las normas a la actualidad de nuestro baloncesto. “Los protocolos de trabajo evidentemente te condicionan el día a día. Nosotros seguimos el de FAB a la espera de que FEB se pronuncie. Este protocolo nos obliga de momento a que no haya contacto entre jugadores, que no haya ataque y defensa… Estamos adaptándonos con muchas ganas, pero esperando a que pasen los primeros 15 días y no tengamos sustos con positivos y poder volver a la normalidad con los entrenamientos”.