LEB Plata I Quinto triunfo consecutivo del CB Marbella en un durísimo partido ante Zornotza (75-72)

El CB Marbella sigue con sus opciones intactas de clasificarse para la fase de ascenso a LEB Oro tras imponerse a Zornotza por 75-72 en un durísimo partido disputado en el Carlos Cabezas de Marbella. Los azulones, que tuvieron que reponerse de la descalificación de Bruno Diatta, sumaron su quinto triunfo seguido que les permite viajar a La Rioja el próximo sábado soñando con la machada.

El equipo de Rafa Piña dominó durante toda la primera parte del encuentro. Con Martyce Kimbrough en estado de gracia -el americano metía todo lo que lanzaba-, y con Pablo Ibáñez haciendo las veces de interior por las faltas acumuladas por Diatta y Konate, el CB Marbella se gustaba en su juego y controlaba muy bien las embestidas de un Zornotza que vivía de las individualidades de Ejim y de Ivey. Con el 41-30 al que se llegó al descanso, con un estratosférico triple de Adri Fuentes sobre la bocina de final de periodo, parecía que el encuentro sería plácido para los locales, que estaban mucho más convencidos del triunfo que los vascos.

Pero Zornotza no había dicho la última palabra, y en el ecuador del tercer periodo ya había casi empatado el partido. No lograba ponerse por delante, bien es cierto, pero le ponía las cosas muy pero que muy difíciles a un Marbella que se las prometía felices (55-53). La jugada polémica del partido llegaba tras un rebote de Zornotza y un rifi rafe de Bruno Diatta con Mikel Sainz, que acabó con el senegalés descalificado. El partido se calentó entonces, con los dos equipos en bonus y los tiros libres como camino más sencillo para el que quisiera ganar. Un triple de Álex Navajas y un palmeo tras rebote de Pablo Ibáñez parecían dar la puntilla al equipo de Garitaonandia (62-58) a falta de tres minutos por jugarse, pero ahí estaban Ejim e Ivey para igualar la cosa a menos de un minuto para el final. Le llegó entonces la bola caliente a Kimbrough con 70-69, un jugador nacido para ganar partidos. No le tembló el pulso al americano, quien aguantó la posesión hasta donde quiso y tras salir del bloqueo de Konate con 11 segundos para el final la metió desde más allá de 6,75. El éxtasis se apoderó de un Carlos Cabezas que ya cantaba victoria (73-69), pero a quien aún le queda sufrir con un triple de Zornotza para apretar aún más el electrónico. Al final, la suerte estuvo esta vez de cara a un CB Marbella que sumó un triunfo vital para sus aspiraciones y que a pesar de no depender de sí mismo, se plantará en Logroño con todas las opciones del mundo de ser equipo de liguilla de ascenso (75-73).