LEB Plata I El CB Marbella no puede con un gran CB Prat y tendrá que remontar en la vuelta (58-70)

No fue un gran partido para el CB Marbella en la ida de los 1/4 de final ante CB Prat, con quien cayó por 58-70 en un partido que los azulones dominaron durante los primeros 20 minutos pero que se vieron superados en la segunda mitad por un conjunto catalán que tiró de oficio, rebote y acierto para llevarse 12 puntos de renta hasta El Prat. El miércoles en el Pabellón Joan Busquets se decidirá una eliminatoria en la que los de Rafa Piña tendrán que tirar de heroica para poder clasificarse.

El CB Marbella sorprendió a su rival en los primeros compases del partido, con buenas acciones ofensivas y una defensa muy ordenada. Comandados por un gran Karahodzic, los marbellíes fueron por delante en el marcador con rentas incluso superiores a los 10 puntos. El serbio, con David Knudsen y Luka Majstorovic como escuderos, se marcó quizá el mejor partido desde que viste la camiseta del Decano, y eso sirvió para hacer soñar a los más de 100 seguidores que acompañaron al equipo en el Carlos Cabezas con que jugar la última eliminatoria no era imposible. Los primeros 10 minutos terminaron con Marbella dando un gran nivel de juego (20-14) y con El Prat superado por el arreón de juego local.

Cuando CB Prat empezó a correr eran los de Piña los que se encontraban con problemas. El acierto de Parrado, la dirección de Feliz y el buen hacer de Sesé daban consistencia al juego catalán, que poco a poco se metía en el partido. El encuentro entraba en unos minutos de mucho físico, de mucha tensión y de idas y venidas en el marcador. Hasta el momento eso favorecía al CB Marbella, pero cuando bajó la guardia en la parte de atrás de la pista y empezó a no controlar el rebote, ahí estaban los pupilos de Daniel Miret para irse al descanso 35-37 ganando tras ir por detrás prácticamente hasta el momento.

El tercer cuarto iba a marcar un antes y un después en el encuentro. Si ya en el segundo periodo un parcial de 0-12 metía en la eliminatoria a CB Prat (del 35-25 al 35-37), una nueva salida muy efectiva parecía sentenciar a Marbella, que encajó un 0-8 que remataba un sorprendente 0-20 que le ponía contra las cuerdas en el ecuador del tercer acto (35-45). Tuvo que pedir calma Rafa Piña desde el banquillo, pero mentalmente el equipo se estaba viendo superado por la situación. Lucas Muñoz daba aire al equipo en unos buenos minutos de dirección, asistiendo hasta en dos ocasiones a sus compañeros para intentar bajar la renta en contra por debajo de los diez puntos. Cuando lo conseguían, ahí estaban Sesé y Feliz para volver a anotar desde la distancia del triple y Marbella tenía que volver a remar (48-58).

Se entraba entonces en unos últimos diez minutos en los que Marbella tenía que decidir si seguir remando e ir a por la remontada o bajaba definitivamente los brazos. El +14 visitante hacía presagiar que la renta iría subiendo y la vuelta sería más complicada en el Joan Busquets, pero con Ismael Tamba como principal guerrero en la pintura y Kenan Karahodzic y David Knudsen desde el exterior el partido se cerró con una primera ventaja de 12 puntos a favor de CB Prat (58-70) en un primer encuentro en el que la sensación azulona fue de poder haber hecho más. Tocará remontar como visitante y tirar de garra, que donde el equipo ha demostrado tantas veces que sabe moverse. Mientras hay vida, hay esperanza.