LEB Plata I Derrota del CB Marbella en Algeciras ante un UDEA con enorme acierto exterior (76-55)

El CB Marbella sumó una nueva derrota en el Pabellón Juan Carlos Mateo de Algeciras por 76-55, en un encuentro en el que nuevamente el equipo mostró problemas a la hora de anotar y de superar la defensa zonal del rival. Con el juego interior mermado desde el inicio del encuentro y muy marcado por las faltas personales, la lucha y la garra azulonas no sirvieron para superar a un rival directo como UDEA Algeciras, que consiguió además una buena renta de cara al average entre ambos conjuntos.

Javi Florido salía con su ya clásico quinteto titular. Con Adri Fuentes llevando los mandos del barco, con Nacho Trujillo y Billy McDonald al exterior, y con Navajas y Diatta como torres gemelas, la intención desde el principio era darle recorrido y velocidad al balón. Con acierto, sin pausa en los ataques y jugando con criterio, el CB Marbella se veía bien sobre la pista del Juan Carlos Mateo. Aunque es cierto que las ventajas favorecían siempre a UDEA Algeciras -Trujillo anotaba los cinco primeros puntos del equipo-, las cosas sobre el parqué se notaban tensas. Sufriendo mucho en defensa, sobre todo en el poste, Algeciras iba sacando ventaja poco a poco y sumando faltas sobre su rival. Castigando mucho a Álex Navajas y Bruno Diatta, haciéndoles salir de la pintura para que no se sintieran cómodos, el 20-14 del primer acto daba ventaja a los locales.

La zona planteada por Malla se atasca en la cueva azulona. Aunque se movía bien el balón, llegando al lado débil de la defensa con buenas posiciones de tiro, no fue hasta el tercer intento cuando acertó desde la esquina Pablo Ibáñez. Sabedor el conjunto local de los problemas ofensivos de Marbella, le obligaban a jugar siempre por el exterior. Diatta anotaba bajo el aro y era de nuevo Ibáñez quien con cinco puntos seguidos oxigenaba la ofensiva de los de Florido, que a pesar de no estar del todo acertados, conseguían estar dentro del partido con una última canasta de Fuentes para cerrar el segundo cuarto antes del descanso (34-27)

El tercer cuarto cambiaba radicalmente la defensa de UDEA. Más intensa, más incesante y en individual, obligaban al CB Marbella a emplearse más a fondo para hacer llegar el balón a los puntos clave. Un 2+1 de Adri Fuentes cortaba un poco la racha de Algeciras (38-31), y otra de Bruno Diatta tensaba la cuerda. No se amilanó el equipo azul y amarillo, que con tres canastas seguidas ponían la máxima renta en el marcador (44-33). El tiempo muerto de Florido revolucionó al equipo, que con cuatro puntos seguidos de Fuentes y Cameron desde la personal apretaban las tuercas (44-36). Seguía con vida Marbella, aunque le costaba ver el aro. Volvía a ponerse en zona Algeciras a tres minutos del final del periodo, y ahí parecía que mataba el partido. Miki Ortega hacía de las suyas metiéndose hasta la pintura para un 2+1 que levantaba el pabellón, y el periodo a duras penas acababa con 57-41 tras dos tiros libres de Lucas Muñoz.

Con 16 puntos de desventaja tocaba soñar con la remontaba. Era difícil ,pero no había que dejar de pelear. Un triple desde la esquina de Nacho Trujillo restaba diferencias (57-44), pero a la siguiente el físico de Kalinicenco le dejaba solo en ataque para colgarse del aro. Se gustaba UDEA y sufría mucho un Marbella que se vació y buscó soluciones cuando pudo a su ataque, intentando tirar de defensa para correr y pillar desprevenido a su rival, pero las cosas no terminaban de salir y Kalinicenco de nuevo, desde el exterior, dio la puntilla al CB Marbella a seis minutos para el final. Con un tiro desde más allá del exterior colocaba el 66-44 para que Javi Florido pidiera tiempo muerto y aireara ideas ofensivas, pero el equipo se apagó se vino abajo por el acierto de cara al aro de UDEA y acabó cayendo 76-55.