Liga EBA I Victoria en Utrera de manera contundente que nos lleva hasta la fase de ascenso (78-105)

El CB Marbella hizo los deberes en una nueva jornada de Liga EBA. Tenía que ganar y ganó. Tenía que hacerlo para sellar matemáticamente su pase a la fase de ascenso a LEB Plata. Y lo mejor es que lo hizo a falta de tres jornadas para el final de la segunda vuelta. Tres semanas de tranquilidad para preparar lo que será el asalto a una nueva categoría, pero sobre todo con la vista puesta en con seguir llegar en la posición más alta posible y en las mejores condiciones.

Lo hizo ante un CB Utrera que no le aguantó demasiado tiempo al conjunto azulón, que sabía que tenía que salir a toda máquina para no pasar los apuros que sí tuvo en el Serrano Lima para tumbar a los sevillanos. Ya desde el primer minuto de partido se veía que ambos equipos jugaban con marchas distintas. Los locales botaban y cuidaban mucho el balón, intentando hacer posesiones largas para cortar el ritmo de partido del CB Marbella, que por contra intentaba un baloncesto muy eléctrico que le ponía por delante cómodamente con Bruno Diatta y Pape Sow dominando bajo el aro a los 10 minutos de partido la diferencia entre uno y otro era de 16 puntos (9-25), lo que hacía presagiar que la cosa iba a ser más plácida de lo esperado, pero por el buen trabajo azulón.

Los movimientos en el banquillo comenzaron a hacerse más visibles, dándole Tomé la dirección del juego a Adri Mayor que respondía siendo un filón desde el exterior. El capitán marbellí estaba entonado y dirigía la máquina junto a un Ferni Ferruz que cada vez se encuentra mejor en pista, y bajo sus manos el equipo seguía anotando de manera compulsiva en una buena tarde desde el exterior. Con el 14-40 en el minuto 15 y con el 26-53 del descanso todo estaba dicho.

No quería sorpresas Tomé y el CB Marbella, lejos de bajar el ritmo, se mantuvo firme en la pelea, dominando en todas las facetas del juego e intentando darle minutos a los menos habituales por el buen dominio del marcador. Ale Moreno saltaba a la pista y aunque no se prodigaba mucho en ataque, en defensa era un muro. Ferni Ferruz seguía anotando desde el exterior y Charles Knowles cerraba el parcial de 50-79 desde la línea de personal. Poco tenía que decir CB Utrera ante el ciclón azulón, que no le daba muchas más opciones de victoria y le dejaba ya matemáticamente fuera de la lucha -aunque complicada- por meterse entre los tres primeros. Saltaban entonces los Aramburu y Pulido a la pista -los juniors del equipo- para unirse a la fiesta. El equipo les buscó, les pasó, y les hacían quedarse solos ante el aro. No les tembló el pulso, ya que Aramburu anotaba la primera que tenía desde la línea de triple y Pulido cerraba el marcador con una buena canasta que celebró todo el banquillo. Al final, victoria con mucho brillo del CB Marbella por 78-105 y el pase a la fase de ascenso en el bolsillo.