Liga EBA I Juanpe Jiménez: “Me toca aportar desde el banquillo, pero soy uno más de ellos”

Ya han pasado algo más dos meses desde que Juanpe Jiménez recayera de su lesión en el partido ante Benahavís, en el inicio de una segunda fase de competición que sido muy exigente para el CB Marbella. Queda lejano aquel 23 de febrero en el que el cuadro azulón comenzaba su lucha por estar en la fase de ascenso a LEB Plata y ahora, con el objetivo ya cumplido, se cuentan los días para viajar a Ponferrada para conseguir el sueño del ascenso.

Allí estará el exterior malagueño junto a sus compañeros, eso nadie lo puede obviar. A pesar de no poder ayudar en la pista como bien le hubiera gustado a Francis Tomé, Juanpe Jiménez formará parte del equipo desde una posición a la que no termina de acostumbrarse. “Les veo jugar y desde fuera se perciben muchas más cosas que desde dentro, porque al fin y al cabo puedes analizar más las situaciones. Estamos a un nivel físico impresionante, jugando a un gran ritmo y con mucha motivación. Ahora me toca aportar desde otro lado, y Francis me hace ser importante en este aspecto, y se lo agradezco, porque se pasa mal estando lesionado y así me siento muy cerca del equipo”.

Juanpe Jiménez sigue con una recuperación que aunque dura y molesta, va por un buen camino. Con la vista puesta en volver en la pretemporada 2019-2020, las sensaciones a día de hoy no pueden ser mejores. “Estoy trabajando como un animal. Estoy muy motivado después de la operación y aunque estoy echando de menos entrenar y la rutina diaria de saltar a la pista, ahora me toca ir al gimnasio y estar en perfectas condiciones. Tengo la mente tranquila y sé que volveré mucho mejor que antes”. Eso sí, el ‘15’ malagueño siente muchas veces “esa frustración de querer ayudar a tus compañeros en la pista, eso duele mucho más que la recuperación, que al fin y al cabo sufres un ratito solamente”. La 

Ahora que está más cerca del cuerpo técnico y que su papel es fundamental en el buen ambiente del equipo, ha tenido mucho tiempo para ver el trabajo del equipo y aprender una nueva forma de ver el baloncesto. “La capacidad que tiene el equipo para crecerse en las adversidades es envidiable. Cuando hemos tenido lesiones importantes y nos daban por muertos siempre hemos dado un golpe en la mesa, y cuando me lesioné sabía que tenía que estar tranquilo porque el equipo está bien entrenado y se repondrían de una forma o de otra. Tener a Francis Tomé es una garantía en todo, en trabajo, en motivación, en tener las ideas claras… No podríamos tener a alguien mejor”, confirma Juanpe Jiménez.

Así, a la hora de analizar lo que será la fase de ascenso en Ponferrada, “la cosa va a estar tan igualada como el año pasado en Gandía. Tres equipos muy parejos y quien gane el primer partido va a tener mucho ganado. Nosotros llegamos en buena forma y con la experiencia de que en 2018 el primer partido no nos sentó muy bien. Queremos conseguir ascender porque para eso hemos trabajado durante todos estos meses”. Así, no se plantea otra cosa que no sea volver a entrenar en el Serrano Lima en una pretemporada de color plata. “Me veo el año que viene jugando en una categoría más alta y en Marbella, con este grupo de jugadores. Nos lo vamos a ganar en la pista”.