El CB Marbella se lleva un triunfo de prestigio en su visita a Cazorla (58-66)

Triunfo con mucho trabajo del CB Marbella en Cazorla, a quién venció por 58-66 en una de las pistas con más dificultad de la competición. Los azulones, que llegaron a dominar por 20 puntos en el segundo periodo (13-33) cimentaron su octavo triunfo y mantuvieron su liderato en el buen hacer en el rebote de Bruno Diatta, que unido al gran acierto anotador de Charles Knowles en los momentos complicados del encuentro, firmaron una tarde para enmarcar.

Ya lo avisaba Francis Tomé en la previa del partido, reafirmando que el Pabellón Municipal de Cazorla es una pista durísima. Tuvo que trabajar desde el primer minuto el CB Marbella para ir cogiendo una buena renta que le permitiera afrontar los momentos complicados con tranquilidad y sabiendo estar. Trabajando en defensa e intentando imprimir en ataque un alto ritmo -Imbroda y Trujillo estuvieron perfectos en la dirección- a los siete minutos de partido el marcador reflejaba 7-14. Emergió entonces la figura de Adrián Mayor en el exterior. El canterano, en una buen tarde ofensiva, anotaba hasta tres triples casi consecutivos para poner contra las cuerdas al CB Cazorla (13-33), que tuvo que apretar mucho los dientes y parar el ciclón azulón para reducir la desventaja antes del descanso (21-36). Con el partido pendiendo de un hilo y justo antes del descanso, dos balones perdidos del CB Marbella y una antideportiva señalada a Juanpe Jiménez hizo que respiraran los locales que casi sin quererlo se metían de nuevo en la espiral de intentar conseguir el triunfo (25-36).

La igualdad en el segundo tiempo fue lo mejor del partido. Aunque la ventaja favorecía a los de Francis Tomé, Cazorla se resistía a bajar el ritmo, aunque el tiro exterior no le funcionaba -tan solo 2 lanzamientos anotadas en todo el partido-. Dante Thompson era el único capaz de poner en problemas a Bruno Diatta, que seguía sumando rebotes y puntos con suma facilidad y no dejaba que los locales se subieran al tren de la remontada. Así, Knowles anotaba un tiro a media distancia y más tarde era Juanpe Jiménez quien hacía lo propio para salvar los muebles antes de llegar al último acto (40-46).

Con seis puntos de ventaja y todo por decidir corría el reloj en el Municipal de Cazorla, con dos equipos dispuestos a ir a por el triunfo pero con mejores sensaciones en los azulones que en los locales, que anotaban con dificultad y aprovechando los mínimos errores marbelleros. Charles Knowles quería responsabilidades y Tomé se las dio. Se mostraba imparable el americano, que si no era posteando era de lanzamiento bajo el aro o intentándolo desde más allá de 6,75. Llegaban los minutos importantes, con el marcador apretado y con mucho en juego, sobretodo para el CB Marbella, que era quien había ido por delante durante todo el encuentro y no podía ni debía dejar escapar el triunfo. Los balones quemaban, era el momento de los valientes y ahí estuvo Juanpe Jiménez de nuevo, como hiciera ya en Melilla, para anotar un triple que hacía respirar a los suyos. Quiso unirse a la fiesta Tyler Desrosiers. El exterior americano la pidió con 53-56 y con algo menos de un minuto por jugarse, se la guisó y se la ‘zampó’ justo delante de su defensor (53-59) con un triple que dejaba el encuentro visto para sentencia. Cazorla solamente pudo maquillar el marcador definitivo (58-66) porque cuando el CB Marbella tiene una buena tarde en defensa, es muy complicado pararles.